Los viajes de Gulliver

Novela del escritor irlandés Jonathan Swift (1667-1745) publicada en 1726.

Por qué se llama así

El navegante Lemuel Gulliver va narrando sus distintos viajes en los que varios accidentes le van llevando a partes del mundo donde descubre extrañas criaturas, como humanos minúsculos y gigantes, habitantes de una isla flotante o caballos inteligentes.

Palabras interesantes:

liliputiense: habitante de Liliput, descrito como «criatura humana cuya altura no llegaba a seis pulgadas, con arco y flecha en las manos y carcaj a la espalda»

hurgo: nombre que dan los liliputienses a los grandes señores

blustrug: «unas doce millas en circunferencia»

drurr: «medida que viene a valer la decimoquinta parte de una pulgada» (adaptable como drur);

glumgruff: medida de profundidad que equivale a unos seis pies

blefuscudiano: habitante de la isla de Blefuscu, con la que está enemistada Liliput

nardac: título honorífico más alto entre los liliputienses

splacknuck: bonito animal de Brobdingnag, de unos seis pies de largo; no se sabe más, pero se cree que podría ser un roedor (adaptable como esplácnuc)

slardral: gentilhombre de cámara o ujier de corte en Brobdingnag (adaptable como eslardral)

moidores: antiguas monedas de oro portuguesas (del portugués moeda d’ouro); en español también llamada moidora, moeda, lisbonina o lisbonense.

a costillas ‘a cuestas’

tres glamglus: «viene a ser unas cincuenta y cuatro millas inglesas», es decir, cada glamglu serán dieciocho millas (en el original inglés, glomglung)

espineta (especie de clavicordio pequeño)

espejo ustorio

laputiano: habitante de Laputa, isla flotante

climenole, mosqueador o golpeador: criado que hace volver en sí a un laputiano para que pueda hablar o escuchar, pues los laputianos suelen estar ensimismados.

réctica: ‘relativa a los ángulos rectos’; se usa en «sus casas están muy mal construidas, con las paredes trazadas de modo que no se puede encontrar un ángulo recto en una habitación. Débese este defecto al desprecio que tienen allí por la geometría réctica, que juzgan mecánica y vulga» (en el original, practical geometry)

sextunvirato: gobierno de seis (en el original, sextumvirate)

petardista

luggnaggiano: habitante de Luggnagg

struldbrug: habitante inmortal de Luggnagg

balnibarbo: idioma hablado en Laputa y Balnibarbi

houyhnhnms: seres representados como caballos inteligentes y con gran dominio de la razón: «La palabra houyhnhnm, en su lengua, significa ‘caballo’, y por su etimología, ‘la perfección de la Naturaleza’» (al ser un nombre onomatopéyico, no sería necesario adaptarlo, pero se podría usar juihnhnm en español)

yahoo: especie de hombre salvaje que vive en la isla de los houyhnhnms (adaptable como yajú, plural yajús o yajúes)

terliz

Citas

• «Quienquiera que allí pueda probar suficientemente que ha observado con puntualidad las leyes de su país durante setenta y tres lunas, tiene derecho a ciertos privilegios, de acuerdo con su calidad y la condición de su vida, unidos a una cantidad de dinero proporcionada, que sale de un fondo afecto a este uso».

• «Quedó, sin embargo, sorprendida al ver tanto entendimientoy buen sentido en animal tan diminuto».

• «Luego, volviéndose a su primer ministro […], observó cuán despreciable cosa eran las grandezas humanas, que podían imitarse por tan diminutos insectos como yo».

• «Siempre he tenido para mi país esta laudable parcialidad que Dionysius Halicarnassensis recomendaba con tanta justicia al historiador».

• «La palabra que yo traduzco por la isla volante o flotante es en el idioma original laputa, de la cual no he podido saber nunca la verdadera etimología. Lap, en el lenguaje antiguo fuera de uso, significa ‘alto’, y untuh, ‘piloto’; de donde dicen que, por corrupción, se deriva laputa, de lapuntuh. Pero yo no estoy conforme con esta derivación, que se me antoja un poco forzada. Me arriesgué a ofrecer a los eruditos de allá la suposición propia de que laputa era quasi lapouted: de lap, que significa realmente el jugueteo de los rayos del sol en el mar, y outed, ‘ala’. Lo cual, sin embargo, no quiero imponer, sino, simplemente, someterlo al juicioso lector».

• «No hay cosa tan irracional y extravagante que no haya sido sostenida como verdad alguna vez por un filósofo».

• «¡Qué bajo concepto formé de la sabiduría y la integridad humana cuando estuve realmente enterado de cuáles son los resortes y motivos de las grandes empresas y revoluciones del mundo, y cuáles los despreciables accidentes a que deben su victoria! Allí descubrí la malicia y la ignorancia de quienes se hacen pasar por escritores de anécdotas o historia secreta y envían a docenas reyes a la tumba con una copa de veneno, repiten conversaciones celebradas por un príncipe y un ministro principal sinpresencia de testigo ninguno, abren los escritorios y los pensamientos de embajadores y secretarios de Estado y tienen la desgraciacontinua de equivocarse. Allí descubrí las verdaderas causas de muchos grandes sucesos que han sorprendido al mundo. Un general confesó en mi presencia que alcanzó una victoria, simplemente, por la fuerza de la cobardía y del mal comportamiento; y un almirante, que por no tener la inteligencia necesaria derrotó al enemigo, a quien pretendía vender la flota. Tres reyes me aseguraronque en sus reinados respectivos jamás prefirieron a persona alguna de mérito, salvo por error o por deslealtad de algún ministro en quien confiaban, ni lo harían si vivieran otra vez; y me daban como razón poderosa la de que el trono real no podía sostenerse sin corrupción, porque ese carácter positivo, firme y tenaz que la virtud comunica a los hombres era un obstáculo perpetuo para losasuntos públicos».

• Descripción de los yajús: «Tenían la cabeza y el pecho cubierto de espeso pelambre, rizado en unos y laso en otros; sus barbas eran de cabra, y largos mechones de pelo les caían por los lomos y les cubrían la parte anterior de las patas y los pies; pero el resto del cuerpo lo tenían desnudo y me dejaba verles la piel, de un color amarillento obscuro. No tenían cola y solían sentarse y tumbarse; con frecuencia se sostenían en los pies traseros. Trepaban a los árboles más altos con prontitud de ardilla, para lo cual contaban con grandes garras abiertas en las cuatro extremidades, ganchudas y de puntas afiladas. A menudo daban brincos, botes y saltos con prodigiosa agilidad. Las hembras no eran tan grandes como los machos; tenían en la cabeza pelo largo y laso, pero ninguno en la cara, ni más que una especie de vello en el resto del cuerpo. El pelo era en ambos sexos de varios colores: moreno, rojo, negro, amarillo. En conjunto, nunca vi en mis viajes animal tan desagradable».

• «Y no ha habido guerras tan sangrientas y furiosas, ni que se prolongasen tanto tiempo, como las ocasionadas por diferencias de opinión, en particular si era sobre cosas indiferentes».

Curiosidades

• De aquí viene el uso de liliputiense para referirse a alguien pequeño y el de brobdingnagiano para algo enorme.

• La empresa Yahoo tomó su nombre de los seres de esta obra.

• En un punto de la obra se dice que «los príncipes casi nunca toman la comida caliente».

• Por la malsonancia de Laputa en español, en algunas versiones se ha cambiado el nombre a Lupata, Laput o Lapuda.

  Un pensamiento en “Los viajes de Gulliver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: